La financiación hipotecaria sube en España

fintech
¿Qué son las Fintech?
18 Abril, 2017
regalos
5 regalos baratos para mamá
25 Abril, 2017
Financiación hipotecaria

Hace ya tiempo que hemos pasado la peor parte de la crisis y el país está creciendo. Una consecuencia de ello es la activación económica que ha sufrido el sector más estancado durante los años de decrecimiento: el mercado inmobiliario. Y , en consecuencia, la financiación hipotecaria está cambiando.

Las entidades bancarias están aumentando su porcentaje de financiación con respecto a los préstamos hipotecarios a niveles anteriores al periodo de crisis.

Los bancos empiezan a aproximarse más al 80% máximo recomendado al conceder un préstamo hipotecario, es decir, prestan más dinero a la gente asumiendo un riesgo que hasta hace un par de años no tomaban. Os mostramos una línea temporal de los últimos 10 años para que entendáis mejor la situación.

 

Financiación hipotecaria entre los años 2004 – 2008

Época final de la burbuja inmobiliaria donde el crédito fluía muy rápidamente hacia las familias, los autónomos o los pequeños inversores.

Las entidades bancarias concedían préstamos mayores a la hora de comprar una vivienda, superando, por lo general, el 60% de media.

Cuando estalla la crisis y los clientes de banca no pueden devolver esos préstamos, las entidades financieras tienen que quedarse con viviendas, por las que han pagado un precio más alto del que, en realidad, cotizan en el mercado.

 

Financiación hipotecaria entre los años 2008 – 2014

Los datos de paro por las nubes y los precios de la vivienda por los suelos. Las grandes entidades financieras no conceden casi crédito ya que hay pocos clientes financieramente sostenibles.

Esto hace que el porcentaje de financiación en los créditos hipotecarios concedidos descienda hasta el 55%.

Debido a que sólo pueden acceder al crédito hipotecario los grandes patrimonios que tienen suficiente dinero ahorrado para poder pagar en efectivo una mayor parte del precio total.

 

Financiación hipotecaria entre los años 2014 – 2016

Progresivamente volvemos a los valores anteriores a la crisis. La banca, en la búsqueda de clientes que han mejorado su situación económica, empieza a “abrir el grifo” del crédito.

Estos mismos préstamos hipotecarios deben ser financiados en un porcentaje muy alto porque, durante los años de crisis, el ciudadano medio no ha podido ahorrar para poder asumir un mayor porcentaje del importe de compra.

 

Tipos de financiación hipotecaria

 

Financiación al 100%

Se trata de financiaciones especiales ya que suponen un gran riesgo para la entidad bancaria que ofrece el crédito.

Estos préstamos suelen aplicarse a los inmuebles que el banco tiene en cartera, ya que de ellos no saca rendimiento y prefiere “venderlos” a 0€ para que, a partir de ese momento, el cliente empiece a pagar y así dar salida a un activo parado.

 

Financiación común

La entidad bancaria presta como máximo recomendado el 80% del valor de tasación. De este modo, si el deudor no puede abonar las mensualidades, el banco se queda con la propiedad de la vivienda por menos dinero de lo que, en realidad, vale.

 

En resumen, si lleva años pensando en pedir una hipoteca, quizás éste sea un buen momento. Aunque, ¡cuidado con el precio de la vivienda! De nada sirve que nos concedan un préstamo hipotecario si luego no vamos a poder pagarlo.

 

 

 

 

 

Deja un comentario