Plan de ahorro 52 semanas
Reto del ahorro en 52 semanas
20 noviembre, 2017
Consejos para ahorrar en Navidad
Consejos para ahorrar en Navidad
24 noviembre, 2017
Por qué estudiar inglés

El inglés es una de las asignaturas pendientes de los españoles. A pesar de ser el segundo idioma establecido en todos los planes de estudios, somos el tercer país de la Unión Europea con el menor número de adultos que lo habla. En ocasiones, se nos complica aprender la gramática o ampliar el vocabulario. Pero, en la mayor parte de los casos, lo que más cuesta es dominar la pronunciación. Como consecuencia, terminamos la época escolar y abandonamos el desarrollo de nuestra capacidad bilingüe sin saber que lo peor está por llegar.

La lengua madre de Queen Elizabeth Alexandra Mary, otras lenguas oficiales de la Unión como el francés o incluso el chino constituyen un pase casi preferente en el panorama laboral. Los idiomas abren muchas más puertas que el título universitario. Pero no solo eso. Contribuyen a mejorar las experiencias más ordinarias como los viajes al extranjero o la relación con algunos compañeros de clase, trabajo, etc. Aquí van algunas razones de peso para aprender un nuevo idioma.

¿Por qué es bueno aprender un nuevo idioma?

  1. Es bueno para la salud. Los expertos aseguran que estudiar una lengua adicional a la materna contribuye a la mejora de las capacidades cognitivas. Además, aunque no disminuye el riesgo a padecer Alzheimer, algunos investigadores sostienen que retrasa un par de años su aparición.
  2. Facilita los viajes. Salir de casa se convierte, a veces, en una tarea complicada si traspasas las fronteras españolas. Cuando conoces la lengua del país de destino de tu viaje la cosa cambia. Al menos, te puedes hacer entender. Un caso práctico para que valores tú mismo: puedes identificar los platos de la carta de un restaurante y saber qué estás comiendo sin preocupaciones.
  3. Enriquecimiento cultural. Más allá del aporte académico, aprender inglés o cualquier otra lengua nos ayuda a entender mejor a las personas con la que interactuamos (a nivel lingüístico y emocional). Amplía tu círculo social, y tendrás casa en todo el mundo.
  4. Ayuda a encontrar trabajo. Saber hablar inglés o chino concede el poder de interactuar en igualdad de condiciones en mercados extranjeros. Por eso, ante una convocatoria de empleo, el seleccionador elegirá a aquella persona que aporte este valor añadido a los requisitos básicos. Con una segunda lengua, ya partes de una posición ventajosa (imagínate con tres).
  5. Motivación persona En el momento en el que aprendes un segundo idioma, el tercero es mucho más fácil. ¿Hasta dónde puedes/quieres llegar?
  6. Ascensos, cambios de residencia, sueños cumplidos… Una vez que hayas conseguido el puesto de trabajo, la siguiente meta es mejorar las condiciones del contrato. El dominio de varios idiomas te posiciona como un candidato valioso en cualquier restructuración.
  7. Aprendizaje constante. Da igual la edad que tengas, si aprendes a pensar en más de una lengua eres más listo. Si hablas dos o más idiomas, procesarás la información en cada uno de ellos. ¡Mantén tu cerebro siempre activo!

Para adquirir el material o asumir las mensualidades de las clases, ten en cuenta nuestros préstamos para estudiantes. Empieza a hablar el idioma del futuro ahora.

Deja un comentario