Claves para superar el Síndrome Postvacacional

Ayudas para autónomos
Créditos para autónomos: ¿qué opciones existen?
21 agosto, 2017
Calcular sueldo neto
Salarios: ¿Cómo calcular el bruto y el neto?
31 agosto, 2017
Síndrome postvacacional

Poco a poco las vacaciones van tocando a su fin, atrás quedarán las tardes de playa, las noches de juerga y la despreocupación total sobre nuestras responsabilidades laborales para darnos de bruces con la realidad: hay que volver al trabajo.

Las vacaciones siempre nos dejan con ganas de más, no queremos volver a nuestra rutina, esa a la que tanto nos cuesta acostumbrarnos al principio pero a la que nos adaptamos irremediablemente al cabo de un tiempo. Sin embargo, a algunas personas les cuesta mucho más que a otras adaptarse de nuevo a su día a día. ¿Existe alguna fórmula para evitar que el Síndrome Postvacacional se apodere de nosotros y podamos volver al trabajo con normalidad? La respuesta es no. No existe ninguna fórmula mágica para que no echemos de menos nuestras vacaciones, sin embargo, sí que podemos seguir ciertos consejos

  1. Reserva al menos un día al final de tus vacaciones para descansar y mentalizarte de la vuelta al trabajo. De esta forma, el cambio tendrá menor impacto que si acabases de llegar de viaje justo el día anterior a tu incorporación.
  2. Procura mantener una actitud positiva. Si ya llegas al trabajo enfadado desde casa cualquier mínimo contratiempo te irritará aún más y hará que pienses en lo mucho que echas de menos tus vacaciones.
  3. Durante los primeros días organiza tus tareas pendientes. Elabora una lista y define prioridades dentro de todas las cosas que tienes por hacer. De este modo evitarás agobiarte y tendrás un plan definido para resolver cada elemento de tu lista.
  4. Evita pensar en tus vacaciones. Lo pasaste genial, fue inolvidable y estás deseando repetir, sí, pero acordarte de ello cada día solo hará que te sientas peor. Aprende a dejar estos pensamientos a un lado, las vacaciones acabaron y hay que centrarse en el presente.
  5. No te lleves trabajo a casa. Es importante realizar una incorporación progresiva a la vida laboral y acostumbrar de nuevo al cuerpo y a la mente a la rutina que solías tener anteriormente.

Como todos sabemos, no hay 2 personas iguales y cada uno de nosotros afronta de una forma distinta el fin de las vacaciones. Sin embargo, estos consejos son aplicables a todo el mundo. No te agobies, tómalo con calma y un año más serás capaz de superar la vuelta al trabajo.

Deja un comentario