Trámites para cerrar una cuenta bancaria

subida precio alquiler
¿Por qué sube tanto el precio del alquiler?
1 Junio, 2017
ganarse la vida en internet
4 formas de ganarse la vida en Internet
8 Junio, 2017
cerrar cuenta bancaria

¿Qué debo tener en cuenta si quiero cerrar una cuenta? Si te están cobrando comisiones por tu cuenta bancaria es muy posible que tengas alternativas que eviten ese coste. Suma todas las comisiones: de mantenimiento, por transferencia o por usar productos asociados como las tarjetas y valora el cambio. A simple vista puede parecer calderilla pero, según Facua, un usuario tipo abona una media anual de 168,73€ en comisiones, si no tiene domiciliada la nómina.

El primer paso es buscar una cuenta bancaria sin comisiones o con mejores condiciones de las que tengas actualmente. Si ya la tienes, aquí dejamos varios pasos a tener en cuenta hasta realizar el cambio:

1- Asegurarse de que se puede cerrar la cuenta actual. Ahora son menos habituales pero es pertinente recordar que las cuentas que ofrecen regalos suelen ir acompañadas de permanencia. Por otro lado, si hay productos vinculados que tengan unos tiempos determinados de permanencia, como pueden ser los depósitos, también podrá influir en la decisión.

2- Guardar el justificante de las transacciones que se hayan realizado con la cuenta a cancelar. Es recomendable guardar un histórico de las operaciones realizadas durante la vida de la cuenta y revisar con especial detenimiento el último año. Podemos necesitar justificantes de algunas acciones, por ejemplo para la próxima declaración de la renta.

3- Sacar el dinero de la cuenta. Ya sea por transferencia, en el cajero o en la propia entidad. La cuenta debe estar a cero antes de cancelar el contrato. Ojo con dejarla a cero y pensar que es suficiente. Lo aconsejable es finalizar el trámite y cancelarla porque puede que quede olvidada y al final se acumulen comisiones con las que no contábamos.

4- Revisar si hay operaciones en tránsito. Se trata de hacer una revisión de lo comprado en los últimos días o ver si hay pagos enviados que todavía no se han cargado. También puede que haya alguna domiciliación que esté pendiente. Asegurar que no se deja ningún proceso a medias. Este es un buen momento para decidir si hay algún producto comprado con tarjeta que se quiera cambiar, la mayoría de los establecimientos devuelven el dinero del mismo modo en que se realiza la compra.

5- Cambiar la domiciliación de tu nómina. Debes comunicar en tu empresa el número de la nueva cuenta donde quieres recibir tu salario. Normalmente es un proceso sencillo y con rellenar un formulario es suficiente. Pregunta al responsable de recursos humanos o en administración.

6- Domicilia los recibos en la nueva cuenta. Resume los recibos que tienes en la cuenta y haz los trámites necesarios para cambiar la domiciliación a la nueva cuenta. Suele haber variaciones dependiendo de la empresa pero, por lo general, es sencillo. Un pequeño trámite que evitará tiempo cada mes.

7- Pagos pendientes en la cuenta. Si se ha emitido alguna factura con el número de cuenta que quieres cancelar como destino del pago hay que comunicar el nuevo número y asegurarse de que no hay ninguna transferencia en camino. Las transferencias no suelen ser inmediatas.

8- Productos asociados a la cuenta. Las tarjetas de crédito y débito serán las más habituales pero también puedes tener algún préstamo o depósito. Si la decisión de cerrar la cuenta es firme hay que asegurarse de que estos productos también se pueden cancelar sin problemas.

9- Formalizar el cierre de la cuenta. Lo más habitual es que haya que ir a la sucursal de la entidad a la que esté asignada la cuenta con un documento de identificación oficial, ya sea dni o pasaporte. Recuerda que si la cuenta tiene más de un titular deben ir todos para formalizar la cancelación. Si se trata de una cuenta en una entidad online pregunta por el método de cancelación que siguen.

10- Pide certificado de cierre de cuenta. Las entidades no lo suelen dar automáticamente pero sí merece la pena pedirlo para evitar futuros malos entendidos.

¿Cuál es el mejor momento para cerrar una cuenta?

Hay muchos factores que harán que varíe esta fecha, sobre todo, vendrá determinada por las fechas en las que se carguen las domiciliaciones. ¿Cuándo pasan la factura de la luz? ¿Cuándo cargan el agua? ¿Qué día ingresan la nómina? Lo más habitual es que estas transacciones sucedan a principios o finales de mes, así pues, parece que mediados de mes es un buen momento para formalizar el cierre.

Una buena opción para evitar sorpresas es que ambas cuentas, la vieja y la nueva, convivan una temporada. Así nos aseguraremos de que todos los cargos y los ingresos se efectúan correctamente.

Deja un comentario