Menú económico para Navidad
¿Qué alimentos suben de precio en Navidad?
27 noviembre, 2017
Cómo administrar el dinero

Nuestras posibilidades y necesidades económicas varían mucho en las diferentes etapas de la vida. Y, aunque no queramos, podemos cometer algún error con las finanzas personales y acabar metidos en un problema de los grandes. Facturas, compras, créditos y gastos en general son los responsables de que, cada final de mes, nuestro sueldo no abarque todo lo que habríamos deseado. Con el bolsillo vacío y los ahorros en sequía, asumir nuevas metas se convierte en toda una aventura.

Pero tenemos buenas noticias: no hace falta ser un experto para convertirse en un experto de la economía doméstica. Solo son necesarias una serie de claves (y asumirlas como mantras) para evitar problemas futuros. Toma nota porque, desde OK Money, te traemos las mejores formas de administrar tu dinero.

Cinco errores incompatibles con unas finanzas personales saludables

  1. Gasto compulsivo. ¿Cuántas cosas tienes en casa sin estrenar? Seguro que más de las que desearías. Muchas veces, compramos sin control, sin considerar si eso que estamos a punto de pasar por caja es necesario. Piensa antes de sacar la cartera (¡siempre!) y verás cómo la columna de gastos de tus cuentas personales se reduce.
  2. La tarjeta de crédito como un billete de cambio. Por comodidad, por pánico a llevar dinero encima, por pereza… Son muchas las razones que nos llevan a utilizar la tarjeta de crédito allí donde vamos. Si pagas en efectivo, llevarás un mayor control del gasto y, además, te ahorrarás posibles comisiones por sobrepasar el límite de gasto mensual.
  3. Gastar más de lo que tienes. Thomas Jefferson decía “Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo”. En ocasiones, surgen necesidades que se deben cubrir con cierta urgencia y para las que necesitamos un préstamo o un crédito rápido. Pero, otras veces, simplemente queremos llevar un nivel de vida por encima de nuestras posibilidades económicas. Sé consciente de tus posibilidades y, mientras no sea factible, aspira a más mientras vives con menos de lo que te gustaría.
  4. Vivir al día. Sin objetivos a largo plazo y sin intención de ahorro, no se puede pensar más que en el presente. Si quieres aprender a gestionar tu dinero y mantener la economía doméstica saneada, es necesario que te marques un límite de ahorro Reserva de manera realista y efectiva una parte de tu nómina y, poco a poco, irás creando un colchón para todos los gastos que puedan venir (tanto buenos como malos).
  5. Una hipoteca de vida. A partir de los 30, muchas personas empiezan a plantearse la posibilidad de comprarse una casa, un coche más familiar, etc. Sobre todo en el caso de las casas, cuidado con las cuotas bajas. Aunque una hipoteca a largo plazo parece beneficiarnos con mensualidades más reducidas, en realidad, nos puede llevar a pagar casi el doble (entre comisiones, intereses y demás gastos).

Sigue estos consejos sobre cómo administrar tu dinero y tendrás controladas tus finanzas personales. Y si algún imprevisto te deja en descubierto, piensa en los préstamos rápidos de OK Money.

Deja un comentario