Trucos para ahorrar si tenemos que comer fuera de casa

Plazos de devolución cortos en los préstamos de Ok Money
Plazos de devolución cortos con los préstamos de OK Money
16 junio, 2015
Ahorrar en el consumo fantasma de la factura de la luz
4 gestos para ahorrar el consumo fantasma de la factura de la luz
30 junio, 2015
Trucos para ahorrar comiendo fuera de casa

Reuniones familiares, celebraciones de fechas importantes, acontecimientos entre amigos, una sorpresa, un detalle romántico…

Son muchas las ocasiones que pueden surgir para congregarse en torno a una mesa y disfrutar de una buena comida. Seguro que en estos casos, comer fuera de casa rico y barato es una prioridad.

Existen muchas alternativas para que esa ocasión no se convierta en una losa para nuestro bolsillo. Sin embargo, todo lo que ayude a rebajar el coste, sin perder calidad, va a ser un plus a favor del evento.

  1. Una fórmula eficaz y barata para comer fuera de casa es la de optar por el menú, obligatorio en todos los establecimientos, desde los más pequeños hasta cualquier estrella Michelín.En él se ofrecen normalmente dos platos, postre y bebida, a un precio más asequible que si se comiera a la carta.
  2. Si  van a reunirse muchos comensales con encuentros de amigos, comidas de empresa o celebraciones, lo mejor es pactar con el restaurante un precio y un menú para grupos. Resultan más económicos y suelen ser muy variados.
  3. Otra opción muy de moda en los últimos tiempos es comprar ofertas a través de las páginas de cupones descuentos (LetsBonus, Groupon, Groupalia…), donde los restaurantes ofrecen un menú, en algunos casos previamente certificados por la página en cuestión, a unos precios muy por debajo de los que acostumbran a cobrar.
  4. Por último, existe la posibilidad de quedar a comer en los días promocionales de las cadenas de restaurantes y aprovechar las ofertas que tienen entre semana, cuando suelen hacer descuentos, 2X1, ofertas para cenas o menús especiales, como los restaurantes Vips, Ginos, Ribs, etc.

Lo importante es saber que aunque tengamos presupuestos ajustados, nunca debemos renunciar a esos pequeños placeres tan nuestros.

Deja un comentario